10 razones para hacer pesas si eres corredor


Por Marisol Pérez

Correr es un ejercicio suficiente, pero no debe ser lo único. Entre más músculo tengas mejor será tu carrera, sin embargo, al correr fondo pierdes músculo, pues el cuerpo lo utiliza para rendir en las largas distancias, ¿qué hacer? La respuesta es simple: incorporar pesas a tu plan de entrenamiento.

Si alguna vez lo has hecho, seguramente has notado cambios en tu forma de correr: te vuelves más lento, tus piernas se endurecen y sientes que no despegas. Es normal pero con el tiempo estas sensaciones desaparecen, es sólo una adaptación. Hacer músculo lleva mucho tiempo, varios meses; por lo que no debes darte por vencido. Te presentamos 6 muy buenas razones para hacer pesas si eres corredor, al cabo del tiempo, lo agradecerás:

1.- Modelas tu cuerpo. Hacer pesas mantiene tus músculos firmes, lo que les da fuerza y potencia, algo que agradecerás cuando hagas series en pista o estés en los últimos metros de la carrera. Lo ideal es empezar 3 veces a la semana. Descansa el domingo o el día que hagas tu distancia larga.

2.- Combates el envejecimiento. Una rutina de pesas disminuye la pérdida de masa muscular y la incidencia de osteoporosis, y tú te mantienes fuerte por más tiempo.

3. Quemas calorías. El aumento de la masa muscular hace que quemes más calorías aun estando en reposo.

4.- Evitas y previenes lesiones. Con tus músculos más fuertes, sobre todo en las piernas, estarás en mejores condiciones para correr en todo tipo de terreno previniendo lesiones. Eso sí, recuerda estirar bien después de cada entrenamiento.

5.- Aumentas la coordinación motriz. La contracción muscular constante acelera la velocidad de los reflejos y los impulsos nerviosos, lo que te beneficia en competencia.

10 razones para hacer pesas si eres corredor

6.- Mejoras tu postura. Una buena postura depende del equilibrio entre los músculos de la parte frontal y la parte de atrás del cuerpo. Un programa de levantamiento de pesas bien dirigido fortalece todos los músculos, lo que ayuda a tener mejor postura al correr.

7.- Te recuperas más rápido. Unas piernas fuertes, ayudan a enfrentar mejor una competencia como el Medio Maratón o el Maratón y por supuesto esto ayuda a recuperarte más rápido.

8.- Mejora tu braceo. La mayoría de los corredores piensa que para correr sólo hacen falta piernas fuertes, pero esto no es del todo cierto. Si tonificas tus brazos, tu braceo mejora, lo que te ayuda a impulsarte mejor en entrenamientos de cuestas o pista, restándole carga a tus piernas.

9.- Fortalece tu abdomen. Los músculos abdominales juegan un papel muy importante en la carrera. Los científicos y los entrenadores saben ahora que no puedes correr mejor si no tienes una musculatura central fuerte (los músculos de la zona abdominal, la región lumbar y los glúteos). Proporcionan la estabilidad, potencia y resistencia que los corredores necesitan para subir las cuestas, esprintar hacia la meta y mantener una postura eficaz kilómetro tras kilómetro.

10.- Mejoran tu marca.

¿Cada cuándo debo cambiar mi rutina de pesas?

Es recomendable que lo hagas cada vez que tu cuerpo llegue a una etapa de adaptación, que por lo general es al cabo de tres semanas. Sin embargo, es necesario que tomes en cuenta que cada organismo es distinto, por lo que tu entrenador personal es la persona capacitada para indicarte cuando cambiar de rutina.

Además, este cambio también es en función de los beneficios que obtengas al cabo de un tiempo razonable o de lo que tú desees lograr: fortalecer los músculos, bajar de peso o evitar o disminuir la flacidez.


Acerca de Marisol Pérez

Actualmente estudia la carrera de Comunicación en la FES Acatlán, de la UNAM. Piensa especializarse en periodismo escrito. Es una corredora recretiva que ama la libertad. Aunque por lo pronto no ha corrido ninguna carrera, el equipo de ByRunners se encuentra convenciéndola de que lo haga. En sus ratos fuera de la escuela investiga y redacta para este sitio.

Dejar un Comentario