5 lecciones que aprenderás si te conviertes en corredor


Por Mariana Fonteboa
TT @Barbie_runner

Ya sé que has leído de los múltiples beneficios de hacer ejercicio y que tus amigos te han dicho que correr es uno de los mejores deportes, pero a ti “te da flojera”. Cuando yo comencé a correr, también me daba mucho pesar y si elegí este deporte fue porque era práctico y barato. Sin embargo, al cabo del tiempo terminé por convencerme, no sólo por los resultados físicos que fueron evidentes (bajé 15 kilos) sino también por todas las lecciones que aprendí de mi misma gracias a correr.

¡Te las cuento y en una de esas, te decides a calzarte los tenis!

1. Eres más fuerte de lo que crees

Imagina que hoy decidiste correr un par de kilómetros, pero te alejaste demasiado y ahora tienes que volver. Tu cuerpo tiene la fuerza necesaria y tu mente está decidida; juntos son capaces de hacer cosas increíbles. Justo cuando crees que no puedes más, descubrirás una fuerza desconocida en ti que te hará resistir hasta el final. Basta con que domines a la fiera que te grita que no, para que veas cómo SI puedes y lo mejor: ¡esto lo puedes aplicar a tu día a día!

2. Tu alimentación es importante

¿Odias el discurso de mamá sobre comer sanamente? Bueno, ella tiene razón y cuando empiezas a correr lo notas. Si no comes bien, no aguantas los kilómetros que corriste ayer, además lo harás peor. Los corredores sabemos que comer de adecuadamente nos ayuda a entrenar mejorar y a lograr nuestros objetivos. Esto aplica para otros ámbitos de tu vida; por cierto, tomar agua es igual de importante.

10-errores-que-te-impiden-bajar-de-peso.4

3. Si te caes, ¡Levántate!

Tengo una enorme colección de cicatrices que me he hecho corriendo. He notado que cuando estoy enojada y me pongo a correr, soy susceptible a caerme. En el 100% de los casos, después de aterrizar, me levanto, me sacudo y sigo corriendo. Mi entrenamiento no se puede detener sólo porque yo me caí ¿o si? Creo que esta es la lección más grande que he aprendido con este deporte: caerme y levantarme; y es un aprendizaje que se puede llevar a todo en la vida; por ejemplo, cuando me corrió Martha Debayle, fue una caída dura, pero yo sabía que no podía detenerme a lamentarlo, así que me levanté, me sacudí y me fui a buscar trabajo, tal como lo hago cuando corro, ¡me levanté!

4. Lo importante es el camino, no la meta

O dicho en otras palabras: lo importante es el viaje no el destino. Cuando corres, aprendes muy bien esta lección, pues en cada parte del trayecto miras algo diferente, conoces a alguien o si vas en una carrera, escuchas un grito de ánimo diferente. Todo esto, a pesar del dolor o el cansancio, es muy disfrutable. Me atrevería a decir que es inigualable. Si esto lo aplicas a la vida diaria, te darás cuenta que en la vida, al igual que en una carrera, lo importante no es llegar a la meta, sino disfrutar el camino.

Si te preguntas cómo es que la gente corre un maratón, te diré que lo hacen porque aprendieron a concentrarse en el aquí y el ahora,  los corredores que logran distancias extraordinarias lo hacen porque se concentran en el momento presente en lugar de estar pensando en llegar lo antes posible o en cuánto les falta. Si logras aplicar esto en tu vida, la toma de decisiones y las circunstancias no cambiarán tu estado de ánimo, serás capaz de reponerte a cada cosa.

5. Si fuera sencillo todo el mundo lo haría

No subestimes los retos que te pones, porque son TUS retos. Si tu decidiste que quieres correr un 5k, ¿qué importa que tu amigo esté pensando en correr un maratón? Cualquier cosa que desees es valiosa, respeta tus metas y tus elecciones de vida.

Esto sí es conquistar la gloria!!!!

Todos comenzamos corriendo unos cuantos kilómetros y eso es valioso, significó un cambio en la vida, hemos caminado y ahora queremos retarnos un poco más. Cada paso es significativo, en toso los rubros de la vida: comenzar un nuevo trabajo, hacer un negocio, estudiar una nueva carrera. ¡Todo es valioso y es un reto! El hecho de que lo estés intentando te hace más fuerte de lo que crees. Valora el hecho de que te atreviste y cuando el camino se ponga duro recuerda:  nadie dijo que lo que vale la pena es sencillo, así que simplemente, inhala. Exhala y sigue adelante, por lo que lo mejor ¡Está por venir!

 

 


Acerca de Mariana Fonteboa

Mariana Fonteboa es Periodista egresada de la UNAM. Se ha desempeñado como editora web para diversas publicaciones. Sus distancias favoritas son Medio Maratón y Maratón, con tiempos de 1:52 y 3:47 respectivamente. Actualmente se desempeña como jefa de contenidos y comunicación interna en Grupo GIN y en sus ratos libres es editora de este sitio.

Dejar un Comentario