¿Cuál es tu zona quemagrasa?


Por Yadira Rovira
TT @LaLolaRovira

La zonaquema grasa se define como el nivel de actividad en el que tu cuerpo estará usando la grasa almacenada en tus llantitas, brazos piernas (y otros lugares) para producir la energía que te mantiene en movimiento.

Es cierto, no todos los corredores tienen que ser delgados y también es verdad que ser delgado no es sinónimo de salud. Sin embargo, estar en el peso adecuado ( algo que no tiene que ver con verte flaco) sí es importante tanto para gozar de salud, como para tener un mejor rendimiento mientras corremos. Además, muchas personas se inician en el mundo del corredor con la esperanza de bajar algunos kilos de más y es posible que no todos lo consigan a pesar de estar corriendo con frecuencia.

La razón de esto es que no llegan a su zona quemagrasa. Cuando te ejercitas estando en esta zona, cerca del 50% de las calorías que quemas provienen de la grasa. Por otro lado, cuando realizamos ejercicios de alta intensidad, solo un 40% de las calorías quemadas vienen de esos depósitos. Si perder peso es el objetivo de tu rutina de ejercicios, entonces encontrar tu zona quema grasa y mantenerte en ella te ayudará a ver resultados.

La zona quema grasa es diferente en cada persona. Se encuentra entre el 60% y el 70% de la frecuencia cardiaca máxima.

¿Cómo calcular tu zona quemagrasa?

Primero tienes que calcular cuál es tu Frecuencia Cardiaca Máxima. La fórmula es simple:

Hombres: FCM = 220 – edad

Mujeres: FCM= 226 – edad

Ahora determina el promedio que debe estar entre el 60 y el 70%

Por ejemplo, la FCM de un hombre de 40 años será de 180 y su zona quema grasa será cuando tenga entre 108 y 126 latidos por minuto.

Mitos sobre la pérdida de peso

La mayor parte de la gente  cree que si suda mucho, va a perder peso rápidamente. Aunque es verdad que esto se ve reflejado en la báscula, la realidad es que se trata de agua. Cuanto más líquido sudes,  más líquido se pierde y por tanto se pierde peso; sin embargo los gramos que bajas se recuperan rápidamente al hidratar de el nuestro cuerpo. Por tanto, no se trata de una pérdida de grasa, sino de peso relativo.

La zona de quema de grasa (también llamada de control de peso) nos ayuda a obtener energía de la grasa almacenada durante y después del ejercicio: esto es importante, ya que una vez paremos de correr , nuestro metabolismo seguirá consumiendo esa grasa que nos queremos quitar de encima. ¡Esta es una gran noticia! Quiere decir que el cuerpo continuará degradando la grasa para convertirla en energía mucho tiempo después de haber salido del gimnasio.

¿Cómo mantenerte en tu zona quemagrasa?

Lo mejor es que uses un monitor de ritmo cardiaco.  En principio, puedes usar  cualquier modelo y marca; sin embargo si corres en intervalos, tendrás que optar por monitores un poco más avanzados.

Mantenerse dentro de la zona no es sencillo, pero hay una buena noticia, si no puedes mantenerlo al correr puedes optar por combinar tu rutina con ejercicio de fuerza pero que aumenten tus latidos, por ejemplo, las sentadillas.

Una cosa más: recuerda que para bajar de peso no sólo es necesario hacer ejercicio, sino también llevar una dieta balanceada. Si combinas ambas cosas, los resultados vendrán. ¡Ten paciencia!


Acerca de Yadira Rovira

Es periodista egresada de la UNAM y especializada en Medios electrónicos. Se ha desempeñado como líder de de estrategias de comunicación en diversas empresas. Tiene especialidad en administración de redes sociales y marketing telefónico. Su distancia favorita es el Medio Maratón con un tiempo de 1:55. Este año corrió su primer maratón.

Dejar un Comentario