Esguince de tobillo


Descubre qué es, cómo debe tratarse y qué hacer después de un esguince de tobillo para volver a las pistas sin repercusiones.

A inicios de este año, como por febrero, tuve un esguince de tobillo que me dejó fuera de las pistas durante mucho tiempo. Se trata de una lesión muy común en los corredores y que, dependiendo de su gravedad, puede llevarnos a dejar de correr desde 2 semanas hasta varios meses.

En mi caso, no era la primera vez que me torcía el tobillo, pero sí la primera vez que me pasaba corriendo. El tobillo que tengo un poco delicado es el izquierdo. Según las interpretaciones holísticas, eso me colocaría enfrente de un problema no resuelto con mi parte femenina, sin embargo no voy a hablar de eso aquí.
A lo que quiero llegar es a que, dependiendo de las primeras acciones que se lleven a cabo, la progresión y la recuperación será más lenta o más rápida. Hace 3 domingos, por ejemplo, volví a accidentarme (claro fue mucho más leve) pero mi pronta reacción fue la diferencia.

Aquí quiero aclarar que siempre, ante una lesión, es importante acudir al Médico especialista y digo esto porque un médico cualquiera, lo primero que dirá es “correr es muy malo, jamás podrás volverlo a hacer porque tu pie no quedará bien” por supuesto, puedo jurar que ese “médico” fuma mucho y jamás hace ejercicio. Así que mi recomendación, basada en la experiencia, es acudir con un médico del deporte, quien no sólo es el especialista, sino que rara vez te dirá que no podrás correr o que el ejercicio es malo.

Esguince de 2do grado y sigo en las pistas

En mi caso, cuando me ocurrió la lesión en febrero, cometí el error de dejar pasar mucho tiempo desde la caída hasta la cita con el médico. No es pretexto, pero consideré (grave error) que una torcedura de tobillo no era lo suficientemente grave, como para pedir una cita, pero lo es, ¡Sí que lo es! Y acá va la explicación: cuando yo me lastimé escuché claramente cómo algo “tronó” en mi pie, pasé unos 20 minutos acostada en el suelo con mucho dolor y luego me fui a mi casa. Las características de mi lesión era que tenía morado todo el tobillo, y casi negrecida la planta del pie, con un dolor intenso que no permitía la movilidad por supuesto no era una “simple” torcedura y aun con ello seguí mi vida normal.

A la semana fui al doctor, y escuché el temible “jamás volverás a correr” seguida de “correr es malo para las articulaciones” y después del diclofenaco en pastillas y pomada, mi lesión seguía igual, así que el siguiente paso fue acudir con un especialista del deporte, pero ya había pasado semana y media. La inflamación era igual de intensa y el color de mi tobillo ya era negro completamente. El veredicto: esguince de tobillo en 2do grado, el cual fue confirmado posteriormente con una radiografía que descartaba fractura.

Lo siguiente fue terrible, me dieron terapia de contraste que consiste colora hielo y calor. En mi caso, tenía que meter mi piecito en una cubeta con hielo de 10 a 15 minutos y después en agua caliente. Créanme es ¡terrible! Sentía espantoso porque cuando el pie se enfría y dejas de sentir y lo pasas al agua caliente, sientes como si te estuvieran clavando millones de agujitas al mismo tiempo por todos lados y cuando ya tienes el pie caliente, vas de nuevo a la cubeta de hielos. Es una terapia muy fuerte. Yo tenía que repetir este ejercicio unas tres o cuatro veces para luego soportar el “masaje” con iodex y el vendaje. Fueron por lo menos cinco días de hacer esto y una vez que terminó la terapia seguí con vitamina B para ayudar a restaurar los tejidos afectados.

Esguince de tobillo, ¿qué es?

Dependiendo de su gravedad puede ir desde un simple estiramiento de los ligamentos que soportan el tobillo o la rotura de éste, lo cual es grave porque aunque no lo creas, es más fácil curar un hueso roto que un ligamento roto. Los ligamentos conectan los huesos entre sí en una articulación y ayudan a que los éstos se mantengan en su lugar.

Ahora bien, la diferencia entre una simple torcedura y un esguince, es que éste último, duele al tacto, forma una gran hinchazón y un enorme moretón abajo del tobillo y hasta la planta del pie, te impide caminar o sostener el peso en el pie afectado y propicia la rigidez de la articulación. Mi recomendación ante algo así es ir al médico y evitar los 2 meses que yo pasé lejos de las pistas.

La gravedad de un esguince de tobillo depende de qué tanto se estiraron o desgarraron los ligamentos. En una torcedura, los ligamentos se estiran, pero si el esguince es grave uno o más ligamentos pueden estar desgarrados, y la articulación puede estar excesivamente hinchada. Un esguince grave también puede resultar extremadamente doloroso.

Método RICE

Ahora bien, haciendo caso a mi experiencia y tomando en cuenta los consejos del médico experto que me trató a mí, la recomendación para tratar un esguince es seguir el método RICE

R: Reposo. Eso significa no correr y por supuesto no caminar, de hecho lo mejor es mantener la pierna sin movimiento.

I: Ice (hielo). Usar bolsas de hielo, baños con hielo picado o masajes con hielo puede disminuir la hinchazón, dolor, moretones y espasmos musculares, usa hielo por lo menos 3 días después de haberte lastimado.

C: Compresión. Significa que tendrás que vendarte o usar una tobillera con suficiente soporte, esto evita la hinchazón. Es probable que tengas que vendar tu tobillo por lo menos uno o dos días después del esguince o dos semanas, eso dependerá de la gravedad de la lesión y se la decisión de tu médico, y por supuesto, tendrás que hacer un vendaje funcional, ¿cómo es un vendaje funcional? Para saber ¡tienes que ir al médico! Él te dirá cómo y por qué de esa manera.

E: Elevación. La recomendación es mantener el tobillo elevado por lo menos al nivel del corazón, esto ayuda a impedir que la hinchazón empeore y le ayudará a disminuir los moretones. Trata de mantener el tobillo elevado por lo menos durante dos o tres horas al día si es posible.

Eso fue, más o menos lo que yo hice después de mi lesión y aunque salí de circulación durante dos meses, me recuperé bastante.

Cualquier corredor con experiencia te dirá que no permitas que te pongan yeso. Es común que en los servicios de emergencia lo hagan, pero no es bueno para un deportista, ya que al curar el ligamento, éste queda rígido. Haz caso a los expertos y ve con un Médico del deporte.

Conclusiones

Después de esa experiencia y gracias a los expertos aprendí dos cosas: la primera es que no hay lesión pequeña y que hay que acudir a un especialista, la segunda que ante esto, lo primero que se debe hacer es aplicar hielo, hielo y más hielo. Eso evita la inflamación y ayuda a reducir el tiempo de recuperación.

Y lo comprobé: hace 3 domingos me torcí el tobillo (por supuesto le lesión no fue tan grave) pero antes de que sucediera cualquier cosa, me apliqué hielo. Descansé un día, al día siguiente estaba en la pista de atletismo con mi venda funcional (aprendí a hacerlo) corriendo y entrenando para el Medio Maratón Querétaro y en una semana ya no había inflamación ni dolor. Corrí perfectamente mi carrera y no me pasó nada.

Sólo quiero hacer hincapié en la necesidad de ir con el especialista. Mi consejo es: si te torciste, ponte hielo, si está muy morado, acude al médico, puede ser una esguince de 2do o 3er grado que necesita la opinión de un doctor. Si no es tan grave, puedes curarte tú mismo, pero por regla general, no hagas lo que yo, no te pongas valiente… correr está de por medio y sabes que es lo que más te gusta.

Aquí dejo una liga a un  video de cómo debe hacerse el vendaje funcional, pues es muy importante este paso si deseas recuperarte rápidamente.


Acerca de Mariana Fonteboa

Mariana Fonteboa es Periodista egresada de la UNAM. Se ha desempeñado como editora web para diversas publicaciones. Sus distancias favoritas son Medio Maratón y Maratón, con tiempos de 1:52 y 3:47 respectivamente. Actualmente se desempeña como jefa de contenidos y comunicación interna en Grupo GIN y en sus ratos libres es editora de este sitio.

Dejar un Comentario