Examen morfofuncional: una prueba importante para los corredores


Todos parecemos saludables para llevar a cabo un deporte, pero un chequeo médico antes de correr podría revelar lo contrario.
Realizar deporte es saludable, pero es necesario que conozcamos las condiciones de nuestro cuerpo antes de comenzar. El examen morfofuncional es un estudio que puede ayudarte a conocer tu estado de salud y las cualidades físicas que posees.

Saber el estado físico y de salud en el cual te encuentras es importante para prevenir o atacar algún trastorno que pueda presentarse, sobre todo si piensas someter a tu cuerpo a un entrenamiento arduo, quizá un carrera rápida, un maratón u otra justa deportiva que requiera de un gran esfuerzo.

El examen morfofuncional es una gran herramienta para que sepas cómo está tu cuerpo. Consta de varias pruebas como:

Historia clínica médico_deportiva y odontológica. Sirve para conocer los antecedentes personales y las patologías recurrentes en tu familia, así como las prácticas deportivas que has desarrollado en tu vida. De este modo se pretende identificar cuál es su estado de salud y sus antecedentes deportivos. El examen odontológico, por su parte, es de gran importancia pues el estado de nuestro dientes revelan enfermedades o alteraciones de salud e incluso tendencia a manifestar lesiones musculares.

Electrocardiograma en reposo. Este examen sirve para registrar la forma en la que se comporta tu corazón. Sirve para detectar o descartar cualquier tipo de alteración en este órgano vital. También se aplica una prueba de espirometría, la cual valora la capacidad pulmonar de la persona.

Espirometría. Se trata de un examen que valora la capacidad pulmonar de la persona.

Química sanguínea. Incluye hematocrito, hemoglobina, glucosa, colesterol, triglicéridos y ácido úrico. Estos elementos le permiten al médico conocer tu alimentación, descartar enfermedades como colesterol elevado, diabetes, así como hacer recomendaciones nutricionales que te ayudan a alcanzar tu objetivo deportivo.

Antropometría. Sirve para conocer cómo es tu cuerpo. En este examen el especialista, mediante mediciones, obtendrá tu composición: porcentaje de grasa, músculo, hueso y peso residual; así como las tendencias que tienes cada persona en tu constitución física o de acuerdo al deporte o actividad física que realizas.

Pruebas de somatoscopía y plantoscopía. Con estas pruebas se estudia la estructura y proporcionalidad de tu cuerpo de acuerdo al tu peso y estatura, esto permite detectar posibles alteraciones en la columna vertebral, miembros pélvicos y torácicos. Además también hay un análisis de tu pisada lo que puede ayudarte a conocer si necesitas plantillas o el tipo de tenis que debes usar. Esta valoración le permite al médico ubicar en qué tipo de deporte puedes tener mejor rendimiento.

Examen de ergometría. Con una serie de pruebas de esfuerzo se establece tu capacidad aeróbica y anaeróbica. Esto permite descartar riesgo coronario, así como conocer tu consumo de oxígeno, lo cual se traduce en la resistencia que presenta tu cuerpo para determinadas cargas de trabajo. La también llamada prueba de esfuerzo en una banda caminadora, evalúa la adaptación del corazón y mide la capacidad física del individuo (prueba de esfuerzo, valora la respuesta cardiovascular al ejercicio).

Biomecánica. Con este examen se determina la fuerza de los principales grupos musculares que intervienen en la práctica deportiva. También podrás conocer tu velocidad, tu flexibilidad, tu coordinación, etc.

Evaluación nutricional. Mediante un análisis de tu alimentación, un nutriólogo calificado evalúa si lo que comes es adecuado para el tipo y la cantidad de actividad que realizas. Este examen se complementa con tu química sanguínea, la cual puede revelar el consumo inadecuado de grasas y azúcares. Esto le permite al nutriólogo establecer cuántas calorías puedes consumir y de dónde deben provenir, por lo que es probable que te de un plan de alimentación personalizado.

Una vez que concluye tu examen, los diversos especialistas interpretan los resultados y te dan un diagnóstico sobre tu estado de salud en general. Esto por ejemplo permite saber qué tipo de acondicionamiento físico necesitas, en qué frecuencias cardiacas debes entrenar, etc.

En el equipo Vo2Max es un requisito indispensable hacer el examen, ya que con esto el entrenador sabe cómo administrar las cargas de trabajo y el tipo de entrenamiento que debe realizar con cada uno.

Yo me lo he realizado dos veces. Es sorprendente cómo observas el cambio que hace tu cuerpo de un año al otro de haber comenzado con un entrenamiento programado. Además saber que estás perfecto de salud te ayuda a confiar plenamente en que puedes seguir con los entrenamientos, pues a veces, hay que aceptar aquello de que “el tiempo no pasa en balde”.

En resumen, es de suma importancia que te realices pruebas semejantes.

¿Dónde se realiza?

Se trata de un estudio caro que, como requiere de varios especialistas y de varios aparatos, no puede ser realizado en todas partes. El Hospital ABC cuenta con una muy completa prueba que además de los exámenes mencionados añade COPRO y una exudado faríngeo. El costo aproximado asciende de 10 mil pesos.

Afortunadamente existen otras opciones: la Clínica Cerebro en la colonia del Valle en México D.F, el Instituto Politécnico Nacional y la Dirección de Medicina del Deporte de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Las ventaja de los dos últimos son sus bajos costos. En el caso del examen realizado en la UNAM, está abierto a todo el público y hay descuentos para estudiantes (de cualquier plantel) y maestros, así como para alumnos y exalumnos.


Acerca de Mariana Fonteboa

Mariana Fonteboa es Periodista egresada de la UNAM. Se ha desempeñado como editora web para diversas publicaciones. Sus distancias favoritas son Medio Maratón y Maratón, con tiempos de 1:52 y 3:47 respectivamente. Actualmente se desempeña como jefa de contenidos y comunicación interna en Grupo GIN y en sus ratos libres es editora de este sitio.

Dejar un Comentario