Historia del Maratón o ¿por qué son 42 kilómetros 195 metros? 1


¿Sabes por qué un Maratón tiene una distancia de 42 kilómetros 195 metros exactos? Detrás de la distancia hay un gran mito y mucha historia. Checa la info.

A pesar de las controversias en fechas, distancias y razones, hasta el momento sólo hay un por qué del origen de lo míticos 42 kilómetros 195  metros. Como muchas historias, su origen está en Grecia y en la guerra que ésta mantenía con Persia.

Se trata quizá de un cuento de hadas para runners, pero sin duda es la historia de la más apasionante distancia de fondo: el Maratón. Aquella ardua tarea que tan sólo se aventura a conseguir el 1% de la población, y aún con ello arrastra mareas de hombres y mujeres que buscan la conquista de sí mismos.

Del mito al Maratón

Corría el año de 490 a.c cuando Grecia libraba una batalla en contra de Persia. En Maratón, una playa semidesértica con humildes casas de pescadores, se enfrentaron unos doce mil soldados griegos ante un ejército ampliamente superior, que llegaba a los 30 o 40 mil persas que amenazaban con llegar a Atenas y violar mujeres y matar niños.

Los griegos tenían la consigna de matar a sus propios hijos si Persia lograba la victoria. Contra todo pronóstico, el austero ejército griego ganó la batalla y entonces surgió el temor de que los atenienses se mataran entre sí por lo que había que avisarles del triunfo. Es ahí en donde la historia de Maratón cobra vida. Los maratonianos delegaron en Filípides la tarea de correr desde Maratón hasta Atenas para avisar a hombres y mujeres sobre la victoria y salvar así a miles de familias.

Entonces ese hombre corrió de madrugada para llevar la noticia. Tras varias horas de carrera, entró a Atenas y gritó ¡victoria! ¡victoria! ¡victoria! y se desplomó ante el esfuerzo. Con el conocimiento del triunfo, la ciudad cerró sus puertas. Y se salvó.

Maratón moderno

Mucho tiempo después, cuando se planeaban los primeros Juegos Olímpicos en 1896 surgió la idea de revivir la legendaria carrera, gracias a la propuesta del especialista en mitología griega Michelle Breal. El barón Pierre de Coubertin, que se considera como padre de los Juegos Olímpicos modernos, aceptó la idea y se instituyó una prueba con una distancia de 42 kilómetros, distancia que entonces se creía, existía entre Maratón y Atenas.

El 10 de Abril de 1896 se corrió el primer Maratón de los Juegos Olímpicos Modernos, desde las llanuras de Maratón hasta el Estadio Olímpico en el centro de Atenas, con la participación de 13 atletas griegos y 4 extranjeros. Esta competencia era la última oportunidad de los anfitriones de conquistar una medalla de oro y así lo hicieron y también dejaron la costumbre de que esta prueba y no otra, cierre, aún en nuestros días la máxima fiesta deportiva.

¿Y los 195 metros?

Esta es la mejor parte de la historia. La distancia válida hasta hoy para un maratón es de 42 kilómetros 195 metros y no hay nada mítico o anecdótico en el hecho, simplemente se debe un poco al azar y otro al capricho. Era 1908 y los Juegos Olímpicos se llevarían acabo en Londres. El Príncipe de Gales, Jorge V y la Reina Alexandra quisieron que la carrera se comenzara en el Castillo de Windsor, para poder verla con comodidad (según parece llovía).

Asimismo para poder ver la llegada pidieron que ésta fuese frente al palco real dentro del estadio Olímpico, la distancia resultante de este par de caprichos fue de 42.195 metros, lo que hasta ahora mide un Maratón, sin excepción alguna.

Más historia

Por ser una carrera extenuante, el Maratón no incluía una versión femenina. Fue en 1967 cuando Kathrine V Switzer desafió las normas establecidas y se convirtió en la primera mujer en correr un Maratón. Para lograrlo, se inscribió como KV Switzer, y cruzó la línea de salida con el número 261 como si fuera un corredor más.

Por tratarse de un tema prohibido para las mujeres, un juez a la mitad de la carrera saltó tras ella para detenerla pero el resto de corredores se lo impidieron y la “escoltaron” para que pudiera terminar el Maratón con un tiempo de 4 horas y 20 minutos. Así saltó a la historia como uno de los momentos más inolvidables alrededor de esta mítica distancia, hasta que…

En 1984, se introdujo en el calendario olímpico la categoría femenil para los Juegos Olímpicos de Los Ángeles. La fondista estadounidense Joan Benoit se convirtió en la primera campeona olímpica de maratón, liderando la prueba en solitario desde el principio, y venciendo con un tiempo de 2:24:52 a la gran favorita noruega Grete Waitz.

Pero la cámara de aquella ocasión la robó la corredora suiza Gabriella Andersen, que entró al estadio tras hacer el recorrido, completamente exhausta y pidiendo a los jueces que no la tocaran hasta cruzar la línea de meta, donde fue recibida en un agónico abrazo por los médicos que la dejaron terminar la prueba.

Sin duda, por toda su historia y las miles de anécdotas que existen en miles de personas que lo corren alrededor del mundo, el maratón es una fiesta, una prueba de temple y de compromiso. Una justa que se trata sobre una guerra y una victoria, pero no la griega, sino la que cada competidor logra sobre sí mismo.

Para todos aquellos que se enfrascan en este mítico sueño. Feliz carrera y que cada kilómetros se convierta en el camino hacia un sueño. No hay nada en el mundo como cruzar ESA meta.

Aquí les dejo el video de la entrada de la Suiza en Los Ángeles 1984. Espero lo disfruten

 


Acerca de Mariana Fonteboa

Mariana Fonteboa es Periodista egresada de la UNAM. Se ha desempeñado como editora web para diversas publicaciones. Sus distancias favoritas son Medio Maratón y Maratón, con tiempos de 1:52 y 3:47 respectivamente. Actualmente se desempeña como jefa de contenidos y comunicación interna en Grupo GIN y en sus ratos libres es editora de este sitio.


Dejar un Comentario

Un comentario en “Historia del Maratón o ¿por qué son 42 kilómetros 195 metros?