Kathrine Switzer: la mujer que lo desafió todo por correr


Por Mariana Fonteboa
TT @Barbie_runner

Kathrine Switzer fue la primera mujer en la historia en correr 42 kilómetros.  ¿por qué lo hizo? No se trata de un acto de activismo, ella simplemente desafió todo por correr, sólo por correr.

–¿Qué quieres probar? Le gritó un periodista ¿eres activista? le preguntaban. Ella simplemente quería correr. Correr 42 kilómetros, nada más.

Pienso en mí y en el momento en que simplemente salí a correr. En el momento en que simplemente decidí hacer una carrera y en el momento en que simplemente dije: “voy a correr el maratón”.

Para las mujeres, antes de 1972, esta simple decisión –como tantas otras- les era negada porque se creía que sencillamente no podían hacerlo, ya saben, “son mujeres, son el sexo débil”

Kathrine Switzer desafió las normas establecidas para un Maratón cuando en 1967 se convirtió en la primera mujer en correr ESA distancia, una prueba, hasta ese momento exclusivamente para hombres.

Para ello se inscribió como KV Switzer y cruzó la línea de salida del Maratón de Boston con el número 261 como si fuera un corredor más. Pero Kathrine pasó a la historia cuando uno de los jueces a mitad de la carrera se dio cuenta y saltó tras ella para detenerla, mientras que su entrenador y su novio la defendían y le permitían completar su meta con un tiempo de 4 horas y 20 minutos. Este es uno de los momentos inolvidables de la historia de los maratones y el deporte femenino que quedó para el recuerdo gracias a las fotografías tomadas por la prensa que incluso le gritó injurias.

Kathrine Switzer

El momento en el que un juez intenta sacar a Katherine de la carrera.

Gracias a ella y su lucha, a partir de 1972, 5 años después de su hazaña, las mujeres tuvieron derecho a correr Maratones. También fue activista y promotora para lograr que se abriera la categoría femenil para la distancia en Juegos Olímpicos, meta que se conquistó hasta 1984, cuando la fondista estadounidense se convirtió en la primera campeona olímpica de maratón, liderando la prueba en solitario desde el principio, y venciendo con un tiempo de 2:24:52 a la gran favorita noruega Grete Waitz.

 Joan Benoit

Joan Benoit

Aunque las palmas se las llevó la corredora suiza Gabriella Andersen, que entró al estadio tras hacer el recorrido, completamente exhausta y pidiendo a los jueces que no la tocaran hasta cruzar la línea de meta, donde fue recibida en un agónico abrazo por los médicos que la dejaron terminar la prueba.

Aquí el video de esta titánica hazaña:

Aunque las palmas se las llevó la corredora suiza Gabriella Andersen, que entró al estadio tras hacer el recorrido, completamente exhausta y pidiendo a los jueces que no la tocaran hasta cruzar la línea de meta, donde fue recibida en un agónico abrazo por los médicos que la dejaron terminar la prueba.

Volviendo a Kathrine, ella ahora organiza un Maratón femenil llamado The 261 Marathon en España. Aquí les dejo la conmovedora (a mí sí me conmovió) entrevista a esta mujer que, sin duda, aunque para muchos sea irrelevante, cambió una pequeña historia de la humanidad.

A veces me pregunto si en verdad las mujeres “modernas” estamos conscientes de todas las cosas que ahora hacemos cotidianamente sin ningún problema y que antes eran un sueño para nuestras abuelas o madres. A veces me pregunto si cuando nos quejamos de un trabajo no vemos hacia atrás a nuestras abuelas y nuestras madres luchando por poder hacerlo. Mi mamá, por poner un ejemplo, por poco y se queda sin estudiar debido a la idea de que estábamos hechas para el hogar. Si mi mamá no hubiera sido secretaria yo no hubiera podido ir a la escuela y probablemente no tendría una profesión. ¡No fue hace mucho! Apenas hace unos cuántos años que las mujeres conquistaron sus derechos y ¡cuán lejos estamos de en verdad tener una sociedad equitativa!, ojo equitativa, no igualitaria.

Kathrine Switzer

Me pregunto cuántas de nosotras, corredoras, sabíamos que para poder plantarnos ante una salida de una carrera, una mujer había tenido que desafiar de esta forma lo establecido, cuánta lucha hay, incluso, para que podamos correr. Yo no tenía idea, la primera vez que me puse unos tenis, la trascendencia que esa actividad tendría en mi vida y tampoco sabía que para que yo pudiera alzar mis brazos años después en la meta del Maratón de la Ciudad de México, había tenido que existir Kathrine Switzer.

Esta es la prueba de que nuestras acciones pueden cambiar el rumbo de la historia… cambiar vidas de miles de personas, personas que quizá no conozcamos nunca o personas de otras generaciones. No sé ustedes, pero saber de historias semejantes me deja convencida de que hay que atreverse, simplemente atreverse. Y como dicen por ahí no porque las cosas siempre hayan sido así, deben ser así para siempre.

Kathrine Switzer

Agradezco a todas esas mujeres que lucharon años atrás para que yo pueda simplemente DECIDIR… y agradezco a Kathrine por haberme dejado como legado la maravillosa sensación de cruzar la meta de un Maratón, exhausta, sonriente y con las manos en alto.


Acerca de Mariana Fonteboa

Mariana Fonteboa es Periodista egresada de la UNAM. Se ha desempeñado como editora web para diversas publicaciones. Sus distancias favoritas son Medio Maratón y Maratón, con tiempos de 1:52 y 3:47 respectivamente. Actualmente se desempeña como jefa de contenidos y comunicación interna en Grupo GIN y en sus ratos libres es editora de este sitio.

Dejar un Comentario