Lo que aprendí corriendo #AsicTrials Flames of hi


¿Qué sigue después de una subida?

De lo que contestes depende la forma en que enfrentas los retos de la vida…

Hace algunos años tuve una lesión que me dejó sin correr durante 6 meses… era tanta mi ansiedad que el doctor terminó por recomendarme que hiciera bicicleta; así lo hice. Compré una bici de montaña y me puse a andar por mi barrio. Hay cerca un Parque Nacional que, aunque ya es una escasa zona boscosa, es respetable para andar en bici.

Al poco tiempo de iniciar la actividad conocí a unos amigos ciclistas que me invitaron a rodar con ellos los sábados. Íbamos al Nevado de Toluca, al Desierto de los Leones, el Ajusco… lugares cercanos.

La primera vez que fui con ellos, Fher, un hombre muy paciente inició el trayecto conmigo. La verdad es que eran un gran equipo, había alguien que iba a la cabeza y otro que la hacía de barredora, siendo yo la más inexperta, la barredora, que era Fher, me acompañó durante toda la rodada.

Ese día aprendí muchas cosas sobre cómo poner el asiento de la bici, la altura de las rodillas, cómo esquivar una piedra… en fin cosas que hacen los ciclistas, pero de todas las enseñanzas, recuerdo una en particular: “la vida es una eterna subida”.

Estábamos en el Desierto de los Leones y subíamos por Cruz Blanca, yo iba muy lento y ya estaba agotada, en lo único que pensaba era en cuándo comenzaríamos a bajar. Yo supongo que Fher lo intuyó, porque al poco rato pregunto:

-¿Qué hay después de una subida?

Sin titubear siquiera contesté:

-Una bajada.

Hubo un silencio y entonces la frase contundente:

-No, ¡otra subida!, contestó. La vida es una eterna subida. Si vives con ese pensamiento podrás afrontar cada reto que se te ponga enfrente, sólo basta con que tomes tu ritmo y sigas subiendo…

Me quedé callada un tramo del trayecto; concentrada en lo que Fher llamaba ritmo… el paso ideal para enfrentar esa subida que tenía enfrente y que solamente yo podía determinar…

Esa frase vino a mi mente con más fuerza este domingo mientras corría la carrera Flames of hi de #AsicTrial… porque básicamente fue una enorme subida… agotadora y retadora.

La verdad es que actué como una ingenua al inscribirme. Tengo un rato que no entreno bien porque aún no me acoplo a mi nueva vida (una subida), así que sabía que sería dificil… vi la altimetría por supuesto, pero creí que sería por la montaña, así que en mi mente estaba la idea de que sería fácil. No lo fue y mi tiempo lo abala.

Desde el disparo de salida y apenas con unos cuantos pasos andados, mis pantorrillas se pusieron rígidas y comenzaron a arderme las piernas. Todavía no llegábamos al kilómetro uno, cuando ya había corredores que iban caminando y es que en verdad la pendiente estaba ruda. Entonces apareció en mi mente aquella mañana de sábado en que tuve mi primer experiencia con la bici:

-¿Qué sigue después de una subida, Mariana?, me pregunté a mi misma. Y entonces con la certeza de que la respuesta es indudable, me dispuse a hacer todo lo que podía hacer en ese momento: poner la fuerza de mi mente y mi cuerpo en hacer esa tarea… subir, siempre subir…

Es una de las subidas más largas y agotadoras a las que me he enfrentado corriendo, realmente un reto y así lo dice Asics cuando se planteó realizar esta serie de carreras… Sí, es un reto a la fuerza, pero también a la mente y al espíritu… porque al final lo que llevas dentro es lo que hace que no claudiques y que sigas exigiendo -sí, exigiendo- a tus piernas que sigan adelante… como la vida misma. La vida es una eterna subida , pero a lo largo del trayecto ves tantas cosas inspiradoras, asombrosas, lindas… que llenan todo de magia… y sigues subiendo.

Los trofeos para los primeros lugares de Flames of hi de Asics

Los trofeos para los primeros lugares de Flames of hi de Asics

La vida es así, te cansas y quieres renunciar, pero sigues. Quieres llorar del dolor de aquellas cosas que no entiendes o del esfuerzo diario en tus tareas que son todas tan arduas y que no tienen fin… pero sigues. Sigues porque tienes una meta, un objetivo, un sueño… porque ESA subida le da un sentido a lo que eres, al porqué vives… así que sigues subiendo.

Algunas veces vas acompañado, alguien decide ir a tu ritmo y la subida es menos intensa… en otras vas completamente solo, acompañado de tu fe y tus convicciones. En otras, los que vienen bajando te animan a seguir subiendo porque saben que lo que hay arriba te va a gustar, te va a llenar de satisfacciones…

Y a veces, la vida te regala un descanso, una pequeña bajada que te permite descansar y tomar fuerza para lo que viene, que sí, es una pendiente aún más inclinada, y tal como en la carrera de #AsicsTrials no puedes vencerte… porque si te quedas ahí, aunque sea un poco, dejarás de disfrutar lo que está allá arriba: tu meta, tu sueño y tu anhelo.

Y al final llegas exhausto, cruzas la meta, alcanzas el objetivo. Habrá veces en que haya alguien que te felicite y otras veces no, pero no importa porque tú venciste la subida, llegaste arriba. Disfrutas ese tiempo, ese espacio, esa ganancia y ese crecimiento. Todo lo que el trayecto te enseñó y te dejó para seguir la vida. Y habrá un momento en que estés listo para empezar una nueva carrera, una nueva pendiente… por que sí, la vida es una eterna subida.

Eso traía en mente mientras corría este domingo. Me ayudó a no vencerme. Volví a aprender el valor de tener esa filosofía para otros aspectos de la vida. Como en todo, habrá momentos en que queramos llorar por el dolor y dejar todo porque al final nos preguntamos ¿qué hago aquí, subiendo?, ¿por qué elegí esto? Pero no podemos quedarnos atrás, por lo que, con nuestro ritmo, ese que definimos sólo nosotros mismos, debemos seguir subiendo…

Así es la vida, como la pendiente de la carrera Flames of hi de #AsicsTrials de este domingo en los Dinamos… una enorme, bella, retadora, curveada y agotadora subida… y los que asumen el reto y el riesgo podrán contarte que desde la cima, todo luce distinto y tú eres diferente.

Disfruta ese momento, felicítate, pero siempre recuerda que habrás de volver a subir… porque ¿qué sería de nosotros si no tuviéramos, anhelos y retos?, ¿qué sería de nuestra vida sin esas maravillosas subidas?

Eso aprendí este domingo… gracias #AsicsTrials


Acerca de Mariana Fonteboa

Mariana Fonteboa es Periodista egresada de la UNAM. Se ha desempeñado como editora web para diversas publicaciones. Sus distancias favoritas son Medio Maratón y Maratón, con tiempos de 1:52 y 3:47 respectivamente. Actualmente se desempeña como jefa de contenidos y comunicación interna en Grupo GIN y en sus ratos libres es editora de este sitio.

Dejar un Comentario