Tips para sobrevivir al horario de verano


Por Marisol Pérez

Ayer empezamos de forma oficial el horario de verano. Esta vez tocó el turno de adelantar el reloj una hora, por lo que en tu reloj biológico estarás realizando tus actividades normales “una hora antes”. Y aunque ayer por ser domingo tuviste tiempo de despertar tarde, los expertos aseguran que la mayoría de las personas tardan 6 días en acostumbrarse al nuevo horario.

Los otros cambios, además del horario de verano

Las molestias más comunes con el cambio de horario son:  somnolencia, irritabilidad, dolores de cabeza, dificultades para concentrarse y en ocasiones no poder conciliar el sueño por las noches. Estos síntomas se deben a la diferencia de cronotipos, esto es que cada persona se acomoda de forma particular al ritmo circadiano, que representa el ciclo de sueño y vigilia durante 24 horas.

El cambio de horario modifica los hábitos sexuales de una pareja, debido que entre cinco y seis de la mañana los niveles de testosterona incrementan.

De acuerdo con una investigación realizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); existen ciertas consecuencias para la salud debido al cambio de horario como:

  • Somnolencia, irritabilidad, dificultad para poner atención y concentrarse.
  • Baja productividad y rendimiento bajan por la fatiga.
  • El malestar general por la falta de horas de sueño se vuelve común.
  • Se puede llegar hasta la depresión o cambios de estado de ánimo repentinos.
  • Trastornos digestivos.

Para que te adaptes lo más rápido posible, checa estos tips:

Duérmete antes de lo acostumbrado

Tips para sobrevivir al horario de verano

Los primeros días te costará trabajo, pero debes intentarlo. Vete a la cama a la hora que acostumbras, aunque es una hora antes (gracias a la cambio) es importante que no rompas con tus hábitos. Para que logres conciliar el sueño te recomendamos que dejes de usar tu smartphone por lo menos 30 minutos antes, ya que la luz de este aparato interfiere con la segregación de melatonina, hormona encargada de producir sueño.

Haz ejercicio

trail

¡Qué bueno que eres corredor! el ejercicio es un excelente aliado para acostumbrarse al nuevo horario, pues la mente y el cuerpo se relajan. Lo ideal es correr por la mañana, para que al anochecer tu cuerpo esté relajado. Si eres un corredor matutino, es necesario que hagas un esfuerzo por levantarte, aunque eso signifique “desmañanarte” los primeros días. Esto sin duda te ayudará a no romper con tus hábitos. Si corres por la noche, una vez que termines, date un baño con agua tibia, esto te ayudará a conciliar el sueño.

Cena lo suficiente

Tips para sobrevivir al horario de verano

La cena es muy importante, de hecho, no es bueno irse con el estómago vacio. Eso sí, tampoco hay que exagerar. Es importante cenar a una buena hora (entre dos y tres horas antes de acostarse), para que la digestión se lleve a cabo, antes de irnos a dormir.

Evita ingerir café, bebidas energizantes o muy azucaradas

Tips para sobrevivir al horario de verano

Estas bebidas estimulan mucho al sistema nervioso, haciendo muy difícil conciliar el sueño. Lo mejor sería no consumirlos por lo menos esta semana, pero si eres de los que no pueden vivir sin café, es mejor que lo tomes por la mañana, sin abusar y en la noche tomes algo mucho más relajante como un té o un vaso de leche caliente.

Evita tomar siestas

Tips para sobrevivir al horario de verano

Sin importar que tan cansado o somnoliento te puedas sentir, no caigas en la tentación de dormirte un rato por la tarde. Esto sólo empeorará el hecho de que no puedas conciliar el sueño por la noche, lo que hará que no puedas levantarte por la mañana. Pero no te preocupes, una vez que su cuerpo se acostumbre al nuevo horario, podrás retomar tus siestas.

Deja el celular, la tele y demás dispositivos electrónicos fuera de tu cuarto

Tips para sobrevivir al horario de verano

Si en verdad quieres levantarte temprano, tendrás que dejar afuera de tu cuarto cualquier dispositivo que te impida dormir. los celulares, computadoras, videojuegos y televisiones son un enemigo del sueño: debido al fuerte número de estímulos que esto nos puede causar (sonido, imágenes, colores muy fuertes), nuestro cerebro puede quedarse en un modo de fuga durante un tiempo, dificultándonos el irnos a dormir.

¿Sabías que? 

El reloj biológico de los niños tarde en adaptarse, por lo menos dos meses. Disminuyen sus horas de sueño efectivo y de ahí, más consecuencias.

 


Acerca de Marisol Pérez

Actualmente estudia la carrera de Comunicación en la FES Acatlán, de la UNAM. Piensa especializarse en periodismo escrito. Es una corredora recretiva que ama la libertad. Aunque por lo pronto no ha corrido ninguna carrera, el equipo de ByRunners se encuentra convenciéndola de que lo haga. En sus ratos fuera de la escuela investiga y redacta para este sitio.

Dejar un Comentario